fbq('track', 'Lead');

¡Estudiar en tu País vs Estudiar en el Extranjero!

Vamos a ponernos en contexto. Son cada vez más los profesionales que se deciden por los programas de estudio y trabajo en otro país. La mayoría, percibe ésta como la oportunidad de darle un salto a su carrera. Otros, como la oportunidad de viajar por el mundo.

Sin embargo, según tus metas y aspiraciones, existen algunas desventajas, pero también muchas ventajas y beneficios en esta decisión. Y en honor a la verdad, hoy te traemos los pros y contras de emprender este proyecto de estudiar en otro país. ¿Estás preparado?

Ventajas de estudiar en otro país

Si decides estudiar en el extranjero, te estás abriendo a la posibilidad de crecer. El crecimiento llegará en todas las formas y direcciones. Así, te potenciará como profesional. Bien sea, a través de los estudios avanzados; o aprendiendo un nuevo idioma. A su vez, es la posibilidad de crecer como persona, ampliando tu visión del mundo.

Veamos a continuación algunas ventajas.

Oportunidades de conseguir la residencia permanente

Estudiando en el extranjero, te acercas a la posibilidad de obtener la residencia del país a donde decidas viajar. Muchos de los países con programas para estudiantes extranjeros, valoran que estos se queden en el territorio después de educarse.

Así es el caso, por ejemplo, de Canadá; donde el talento extranjero es potenciado y aprovechado. Te ofrecen grandes opciones para permanecer en el país después de culminados estudios.

De la misma manera, otros países, cuentan con buenos programas para darle al estudiante una estadía legal. De esta manera, le dan utilidad al talento que están formando; y aprovechan de absorber tus cualidades como extranjero.

Accederás a mejores oportunidades laborales

Estudiar en el extranjero, te hace mejorar tu perfil profesional. Esto se traduce en mejores oportunidades laborales a la vista. Para las empresas, es muy atractivo contar con personal que haya experimentado en el extranjero.

Bien sea que decidas formarte en tu carrera: o que optes por aprender un idioma. En ambos casos, cuentas con una ventaja. Incluso que decidas volver a tu país de origen; u optas por quedarte en el país donde estudiaste.

En cualquiera de los casos, ser extranjero con formación en otro país, te hace un candidato muy atractivo para las empresas.

Vas a ganar un salario en dólares

Como profesional, puedes combinar el estudio con el trabajo en otro país. Esto significa que tu economía puede cambiar bastante. Puede ser tu oportunidad de comenzar a ganar en dólares.

Dominar uno o varios idiomas

Estudiar en el extranjero es la puerta a otros idiomas. Ir a otro país a estudiar un idioma, te permite un experiencia completa de aprendizaje del mismo. Y en el caso que no vayas a estudiar un idioma; siempre el contacto con este te permitirá aprender o perfeccionar.

Incluso en algunos países tendrás el chance de aprender más de un idioma. En estos países, tienes la oportunidad de tener contacto con personas que hablan diferentes idiomas, potenciando aún más tu perfil profesional

Podrás viajar y conocer otros países

Si decides estudiar en el extranjero, estarás dando el salto a viajar y conocer. No solo viajar al país donde estudiaras. También tienes el chance de moverte a países aledaños.

Por ejemplo, cuando tu destino es un país de Europa; no es de extrañar que te muevas durante tu estancia por diversos países; así, te empapas de diversas culturas, y enriqueces la experiencia mucho más de la educación formal.

Mejor calidad de vida

En otro país puedes experimentar nuevos sistemas de vida. Entre estos, conocerás una calidad de vida mucho mejor y diferente. Tendrás la posibilidad de escoger entre las mejores universidades. Los mejores países. Excelentes economías. Muy buenas opciones para vivir tranquilo.

En fin, ampliaras tu concepto de calidad de vida a los estándares de los países del primer mundo.

Desventajas de estudiar en otro país

No todo son ventajas, también tendrás que enfrentarte al cambio. Adaptarse a un nuevo país implica exponerse a una nueva cultura, comunicarse en un idioma que no dominas, el clima o el huso horario, etc. Hacen que la experiencia sea un poco difícil para algunas personas. Pero como todo, es simplemente cuestión de costumbre y tener claros tus objetivos.

Veamos a continuación algunas desventajas.

Proceso de adaptación

Una de las partes más difíciles puede resultar la adaptación. Cuando decides estudiar en extranjero, no solo tienes que moldearte a tu nueva universidad. También necesitas enfrentarte a un montón de cambios.

Primero, estas en un país nuevo. Esto se traduce en nueva cultura. Luego, viene una ciudad diferente. Esto significa que necesitas aprender a desplazarte y abastecerte en una ciudad diferente.

Además, tendrás un hogar diferente. Necesitas adaptarte a este espacio al que ahora llamarás hogar; y hacerlo tuyo.

Vas a extrañar tus costumbres

Por supuesto que te harán falta aquellas cosas que caracterizan tu vida en tu país. Desde tu rutina personal; hasta las costumbres que distinguen tu provincia y país. La comida, los olores, el sabor de la comida y la manera de trato de las personas, te resultará extraño e incómodo al principio.

La parte económica

Estudiar en el extranjero acarrea una serie de gastos importantes. Desde pagar la colegiatura; pasando por costos de viaje, residencia nueva, acoplamiento y demás.

Por supuesto que a primera instancia puede generar un impacto económico fuerte. Incluso el cambio de moneda puede resultar aversivo al principio.

El no estar muy familiarizado con este nuevo cono monetario, te puede llevar a perder algo de dinero o invertir de manera inadecuada. Por eso es muy importante asesorarse de expertos antes de emprender este proyecto tan importante.

Sin embargo, como todo, cuando te adaptes, pasará.

Conclusión

Como ves, la realidad de estudiar y trabajar en otro país acarrea mucha determinación, pues deberás enfrentarte al proceso de adaptación.

Sin embargo, en el caso de asumir este proyecto, las ventajas, el crecimiento profesional y personal, y la posibilidad de conocer más allá de tus fronteras físicas y mentales, compensa los procesos de adaptación, los cambios, el gasto y demás inconvenientes.

Debes mantener en mente que, cuando el primer cambio haya pasado, comenzaras a disfrutar mucho más de la experiencia y las ventajas irán ganando terreno de a poco en ti.

2021-10-07T15:13:02+00:00

Leave A Comment